Blockchain: ¿Revolución o evolución?

Blockchain: ¿Revolución o evolución?

Un mundo de posibilidades que, poco a poco, se convertirán en realidad

Desde la popularización de Blockchain a raíz de la aparición de los Bitcoins allá por 2009, Blockchain se ha convertido poco a poco en un elemento asociado a una nueva revolución tecnológica que va a cambiar y estar presente en nuestras vidas en muy poco tiempo.

Analizado desde el punto de vista tecnológico, podemos considerar a Blockchain más que una revolución, una evolución de conceptos ya existentes, pero combinados de una forma diferente que dotan a Blockchain de unas características muy particulares para cientos de usos, más allá que las criptomonedas.

Mucho más que una base de datos

Blockchain es en el fondo una base de datos, donde podemos almacenar información (ledger), y ejecutar fragmentos de código sobre los datos anteriores (Smart Contracts). Algo similar a los actuales Bases de datos relacionales (RDBMS), donde podemos almacenar datos en tablas y ejecutar código en Procedimientos Almacenados.

La diferencia de Blockchain viene en la forma de almacenar la información en el ledger (libro mayor en inglés), donde la criptografía toma un papel primordial. El proceso es el siguiente:

  1. La información se almacena en bloques sucesivos (Blocks) donde se registran cronológicamente la creación de un dato o el cambio de valor de dicho dato.
  2. Dichos bloques al crearse se firman electrónicamente para evitar que nadie pueda modificar los valores contenidos.
  3. Los bloques almacenarán también los Smart Contracts, a través de los cuales los datos se crearán o modificarán su valor.
  4. Un dato puede crearse o modificarse, pero nunca borrarse, característica propia de Blockchain que lo diferencia de un RDBMS.
  5. El conjunto de sucesivos bloques forma una cadena lineal (ledger), incluyendo en cada bloque la firma electrónica del anterior bloque para asegurar la integridad del conjunto total de datos y código almacenado.

Para darle el toque final de robustez y seguridad al sistema Blockchain distribuye la cadena de bloques completa (ledger) entre varios nodos, y orquesta un algoritmo de consenso para la distribución y creación de los nuevos bloques.

Información descentralizada

El hecho de que toda la información esté descentralizada (que no distribuida), unido a la criptografía aplicada a la cadena de bloques, dota a Blockchain del alto nivel de seguridad que este tipo de sistemas proveen.

Aunque las aplicaciones de Blockchain son infinitas (mucho más allá de las criptomonedas), cierto es también que los mismos problemas que soluciona Blockchain, podrían solucionarse sin Blockchain, aunque quizá no de una forma tan ágil como con Blockchain.

Hoy ya se puede decir con total seguridad que Blockchain ha venido para quedarse, evolucionando las tecnologías y ofreciendo un mundo de posibilidades que poco a poco veremos hacerse realidad.

Miguel Ángel Barea

Digital Identity Manager

Leave A Reply