¿CÓMO COMPETIR EN LA ERA DE LA GLOBALIZACIÓN DIGITAL?

¿CÓMO COMPETIR EN LA ERA DE LA GLOBALIZACIÓN DIGITAL?

Las claves que has de tener en cuenta para afrontar la Globalización Digital

La Globalización es un término que no le resulta ajeno a nadie y todas las empresas lo han interiorizado en mayor medida y pese a todo, resulta que apenas habíamos iniciado el camino hacia una sociedad y unos mercados globales. Es ahora, en la Era Digital, cuando la ingente cantidad de datos e información que se generan a cada segundo y circulan través de infinidad de canales y soportes, que las empresas deben replantearse qué significa ser global y cómo competir en la Era de la Globalización Digital.

Un estudio de McKinsey describe el escenario en el que nos encontramos a través de un modelo econométrico en el que muestra la evolución del flujo de datos a través de las fronteras y su impacto en el PIB mundial. Este tráfico, sumando el valor añadido que generan directamente y su efecto conductor para otras operaciones cross-border, ha superado ya la aportación al PIB mundial del comercio global de bienes.

La riqueza generada por el tráfico de datos viene dada por una transformación no solo de los ‘nuevos negocios de servicio’ sino también de los más tradicionales incluidos la exportación de bienes a través del eCommerce y es que las empresas recelan cada vez más de las largas supply chain poniendo su foco en el time to market. Es por esto que ha aumentado notablemente el número de plataformas internas y externas para conectar con proveedores, clientes y los propios trabajadores. En definitiva, plataformas (marketplaces, comercios electrónicos, medios digitales, medios sociales, etc.) para una interacción directa creando mercados más globales y transparentes.

Estudio de Mckinsey del tráfico global de datos y comunicaciones

 

Las cartas están echadas, y el cómo ‘jugar esta mano’ depende únicamente de nosotros. Detectar las oportunidades y aprovecharlas o saber a qué amenazas nos enfrentamos, dictará el éxito o el fracaso de nuestras acciones. Por tanto, ¿qué hemos de tener en cuenta para competir en la era de la Globalización Digital?

Hemos descrito brevemente el nuevo escenario y la apertura de las empresas y es que, su consecuencia es el primer aspecto fundamental a tener en cuenta, el incremento brutal de la competencia da igual el tamaño de las empresas. Pero no nos alarmemos, aprovechar correctamente las plataformas digitales puede suponer una gran ventaja ya que  permite poner al mismo nivel a un pequeño taller de zapatos de Illueca y a Christian Louboutin. Aunque lógicamente, para conseguirlo, es necesario desarrollar nuestras capacidades digitales y considerar si nuestros activos, información de mercado y nuestra relación con los clientes son los adecuados en el mundo digital o por el contrario necesitamos reformularnos u orientarnos al cliente de otra manera.

En este sentido, el adecuado approach a nuestros clientes potenciales pasa necesariamente por la estrategia de producto y es que debemos considerar si nuestros productos y servicios (sin olvidar la marca y el precio) deben adaptarse a los distintos mercados objetivo o por el contrario podemos aprovechar la conectividad en la Globalización Digital para propuestas únicas y aprovecharnos de estrategias virales y de escalabilidad. A fin de cuentas, los marketplaces digitales y las plataformas sociales, en muchos casos, no atienden a barreras y por tanto, los clientes acceden a la misma información y en el mismo momento que sus ‘vecinos’ a mil kilómetros de distancia.

Competir en la #DigitalGlobalization es aprovechar la conectividad y desarrollar tus capacidades… Clic para tuitear

Aun así, recordemos que Internet favorece el matching, el encuentro entre oferta y demanda, pero no suprime las barreras inherentes al comercio exterior de bienes y de servicios. La contratación internacional es una disciplina compleja porque cada estado cuenta con su propia pirámide normativa y no existen leyes “erga omnes”. Junto con las barreras legales, tenemos también que salvar por ejemplo, las propias de las aduanas extracomunitarias, las políticas consecuencia del denominado riesgo-país y/o del movimiento de divisas. No es siempre tan sencillo como encontrar un comprador para nuestro producto global, es necesario que el comprador pueda disponer de él en destino, y ello implica en muchos casos un conocimiento de los mecanismos del cross border trade.

La Transformación Digital no debe ser contemplada únicamente desde un punto de vista comercial sino también desde la perspectiva organizacional e incluso a lo largo de toda la cadena de distribución. ¿Es necesario contar con grandes infraestructuras en cada uno de los países en los que operamos o podemos crear equipos humanos ‘virtuales‘ conectados entre sí a través de videoconferencias u ofrecer servicios de asistencia remotos?, ¿cómo de ágiles son nuestros canales de distribución y cuál es nuestro time to market?

Las oportunidades son numerosas y accesibles pero no olvidemos que también lo son las amenazas potenciales. La seguridad de la información es VITAL para las empresas y la digitalización implica una exposición a riesgos y ciberamenazas de los que hay que protegerse.

Esta es la nueva era: analiza tu posición, busca oportunidades, diseña las estrategias adecuadas, equípate con las herramientas necesarias y accede a mercados que ni pensabas que estaban a tu alcance. Bienvenido a la Globalización Digital.

 

Lea el resto de editoriales en Trends Inycom.    ¿Te has perdido algún Editorial? Te lo ponemos fácil…

  EDITORIALES TRENDS INYCOM

 

Victor Vidal

Director Unidad de Negocio TIC

Leave A Reply