¿Cuánto aguantará tu empresa en modo Manual?

¿Cuánto aguantará tu empresa en modo Manual?

¡Piensa en Automático!

A día de hoy nadie se cuestiona el valor de la optimización y la automatización. Empresas de todos los tamaños asumen la necesidad y el valor que aporta automatizar los procesos de negocio. Estos, en muchas ocasiones, pueden empezar por la base de la pirámide de nuestra organización y dónde más recursos destinamos, en ella se encuentra el usuario y su puesto de trabajo (Workplace).

Ahora más que nunca es el momento de aprovechar y automatizar parte de la microgestión que nuestra fuerza de trabajo realiza de forma manual todos los días. Como bien sabemos, muchas de esas tareas repetitivas son verdaderos “ladrones de tiempo” y con un bajo valor para el negocio, y más cuando mucha parte del equipo aún está en teletrabajo, por lo que la comunicación que proporcionaba la oficina no beneficia a que esta microgestión salga adelante como lo hacía antes. Por eso debemos pensar en estrategias que favorezcan que todo siga fluyendo, evitando aquellas cuestiones que se han podido ver cortocircuitadas.

Por otro lado, la necesidad de reducir márgenes en un mercado cada vez más competitivo, nos debería llevar a analizar todas las tareas que se ejecutan en nuestros procesos de negocio, buscando eliminar aquellas que son repetitivas, producen mermas o no aportan valor. Una vez identificadas todas estas serán las primeras de la lista para ser automatizadas, eliminadas o sustituidas por otras más eficientes o eficaces para el proceso.

Las organizaciones que se están anticipando en la digitalización tienen en sus ejes centrales la automatización. Algo que antes era simplemente considerable, ahora pasa a ser de vital importancia para seguir generando resultados con el menor número de tareas o iteraciones posibles.

Nuestros equipos actuales, pero sobre todo los futuros, querrán toda la integración y la automatización posibles a nivel empresarial. Esto les permitirá sentirse valorados y formar parte de un todo, centrando su trabajo en actividades de alto valor para la compañía. Dicho esto, tareas como copiar y pegar infinitas veces de una Excel a otra para obtener un informe, no estarán en las organizaciones del futuro y nadie se sentirá realizado ejecutándolas de forma manual. Debemos entender que los trabajos de las personas evolucionarán para trabajar junto con la IA. La gente seguirá teniendo trabajos, pero serán trabajos diferentes y de mayor valor, que nos permitirán encontrar nuevas vías para canalizar nuestras energías creativas e instintivas como ser humano, contribuyendo así a la generación de valor.

A la vez que las empresas se vuelven cada vez más competitivas, esto les exige automatizar y optimizar los procesos de negocio, aquí la necesidad de contar con la tecnología de hiperautomatización, Robotics Process Automation (RPA), Inteligent Business Process Management Software (iBPMS), Inteligencia Artificial, etc deberá estar en la parte superior de nuestra estrategia.

La hiperautomatización proporcionará a las empresas un impulso en la era de la transformación digital. Contar con soluciones con competencia cognitiva y analítica marcará la diferencia entre las compañías, y conseguirá que unas sobrevivan por encima de otras, contando con mejores cuentas de resultados y márgenes, lo que les permitirá ser más competitivas y flexibles en sus estrategias de mercado.

La inteligencia artificial y los robots (software) ya están listos para convertirse en la próxima generación de transformación digital y, como se pronosticó, esto sin duda aumentará y mejorará la comunicación entre los trabajadores y las máquinas. Desde el punto de vista operativo, la hiperautomatización transmitirán procedimientos constantes, a tiempo e, inevitablemente, disminuirá el esfuerzo requerido para el control de calidad, eliminando el riesgo de equivocación humana. Los procedimientos se ejecutarán sin problemas y sin desviaciones. Los procedimientos robotizados pueden apresurarse a actualizarse y volverse mucho más ágiles a medida que se automatizan más procesos. La automatización de procesos o tareas tiene utilidad en todos los ámbitos de la empresa.

¿Y con el servicio al cliente qué?

En cuanto al Workplace, podemos aprovechar la automatización para:

  • Resetear contraseñas de forma desatendida a cualquier hora.
  • Levantar servicios que se han caído de forma automática.
  • Asistentes virtuales que brinden soporte o den respuestas a cuestiones conocidas.
  • Monitorizar equipos en clientes y su comportamiento, pudiendo actuar antes posible eventos preestablecidos de forma autónoma, incluso anticipándose a la parada o perdida del servicio al actuar de forma proactiva.
  • Realizar cambios estándar que están previamente autorizados.
  • Iniciar procesos de compra de material y sus cadena de aprobación.
  • Realizar en tiempo real comparativas de variables y alertar ante cambios predefinidos.

Como verás, poner al servicio del Workplace esta capacidad de automatizar y optimizar puede cambiar la forma de dar servicio y la percepción que los clientes tienen sobre nuestra compañía. Tener personal parado o sistemas caídos por un fallo o incidente causa pérdidas importantes. Si conseguimos que nuestro Service Desk tenga automatizadas parte de estas actividades conseguiremos ser más eficientes, más rentables e incrementar la calidad del servicio que prestamos.

Si somos capaces de conseguir este mundo perfecto, sin olvidarnos que se consigue teniendo la meta clara y dando pequeños pasos para llegar, introduciendo poco a poco procedimientos automatizados, y que estos tengan la capacidad de ser iniciados por diferentes ‘disparadores’, por ejemplo: una hora específica en un reloj, un sensor IoT, un pulsador o un correo electrónico, cualquiera de nuestros procesos se podrá ver iniciado de forma automática y, al igual que el efecto dominó, desencadenar una serie de acciones que tuvieran como resultado una acción automatizada de alto valor y con baja intervención humana.

Queda claro que la tecnología juega un papel principal en todo esto, y una buena forma de comenzar pasa por contar con equipos de atención a usuarios, soporte, protocolos de automatizados que actúen de forma ágil, y que atiendan las respuestas de nuestros trabajadores en el momento que se produzcan y atendiendo a estos cuando ellos deseen incluso en 24*7 o multi idioma si así fuera preciso.

En INYCOM llevamos años ofreciendo servicios a miles de usuarios y contamos con una amplia experiencia en Gobierno, optimización, automatización y soporte de IT en empresas e instituciones de todos los tamaños. Si piensas en andar este camino, estaremos encantados de poder ayudarte y recorrerlo juntos. En nosotros encontrarás ese compañero tecnológico que estará contigo en este viaje,  convirtiéndolo en una travesía de experiencias exitosas.

Business Development TIC

Leave A Reply