EL PAPEL DEL CLOUD EN LA TRANSFORMACIÓN DEL DATACENTER

EL PAPEL DEL CLOUD EN LA TRANSFORMACIÓN DEL DATACENTER

Quiénes trabajen en el departamento de tecnologías de la información de cualquier organización o empresa son muy conscientes de que no solo todo ha de funcionar correctamente, sino que además ha de ser capaz de ofrecer más con menos recursos.

Ante estos requisitos ¿Qué se puede hacer? ¿Cómo podemos satisfacer todas las necesidades de una organización?

Pongámonos en antecedentes y analicemos la situación con calma.

Si echamos la vista atrás, observaremos la transformación que han vivido nuestros Data Center. De un silo tecnológico, habitualmente dominado por unos pocos fabricantes, a un entorno heterogéneo en el que conviven multitud de soluciones propietarias y open source.

La eficacia del software permite transformar diversas plataformas en una sola entidad para administrarse como un todo. Y eso hace posible equilibrar las exigencias de las diferentes áreas de la empresa, pasando los recursos a los lugares donde más los necesitan.

La manifestación más significativa y reciente de esta tendencia es la adopción de la virtualización como herramienta transformadora, aplicada especialmente a los servidores. De hecho, en estos momentos estamos inmersos en los cambios que nos ofrece la virtualización a nivel de almacenamiento o de networking.

Gracias a la creciente capacidad ofrecida por el hardware a un menor coste y al uso de herramientas de virtualización y metodologías ITIL, hemos transformado el silo tecnológico en un rico ecosistema de soluciones interoperables y que entregamos bajo el modelo de servicio, esto es, TI como servicio.

En este momento de transformación nos llega la nube, una plataforma heterogénea de servicios que se convierte en una extensión natural de nuestra infraestructura.

Una vez que el centro de datos funciona como una máquina bien engrasada, piense en los lugares donde sigue necesitando margen para crecer. Ahí es donde puede extenderse hacia la nube. Puede satisfacer exigencias no esperadas o prever las temporadas o los días en que su negocio funciona a toda velocidad. Las economías de la nube se ponen en funcionamiento porque solo paga por lo que necesita. Y puede tener acceso a los recursos sin incurrir en largas demoras o en desembolsos considerables de capital.

Basándonos en el crecimiento y la demanda que estamos observando de soluciones Cloud, constatamos que el uso de las capacidades de nube pública se está convirtiendo en una práctica común. Creemos que la mayoría de las organizaciones pronto van a utilizar la capacidad nube de múltiples fuentes en la nube (privada, alojada y pública), y esta combinación de nubes públicas y privadas ha producido lo que comúnmente se denomina nube híbrida.

La nube híbrida se ha convertido en un tema relevante ya que los administradores de TI están conectando, cada vez más, sus centros de datos a nubes públicas, privadas y alojadas de diferentes proveedores. Por esta razón, uno de nuestros principales objetivos es asegurar la integración entre estas nubes y nuestro data center.

Igual que ha venido sucediendo con las tecnologías de virtualización, el cloud ha llegado para quedarse.

En pocos años no seremos capaces de concebir la entrega de servicios TI sin considerar el cloud como una extensión natural de nuestro data center.

En numerosas reuniones y encuentros, nuestros clientes son muy claros con nosotros acerca de dos cosas:

  • No quieren estar encerrados en una nube específica.
  • Requieren la capacidad de colocar sus aplicaciones y servicios en la nube que mejor se adapte a sus necesidades (costo, cumplimiento, gobierno, etc.), con la posibilidad de luego moverse a través de las nubes, según sea necesario.

Un escenario común al que estamos asistiendo es el uso de los recursos cloud como parte de la arquitectura en capas de los aplicativos, frontales web, uso de sitios de respaldo y extensión geográfica del data center.

En este escenario, los clientes mantienen el control sobre los datos críticos de negocio, manteniendo la flexibilidad necesaria para escalar sus servicios en función de la demanda cambiante. Esto permite a una empresa controlar los costes, además de responder a las cambiantes necesidades del negocio.

INYCOM le ofrece una experiencia coherente que le lleva del centro de datos a la nube y viceversa. Más cargas de trabajo con la máxima flexibilidad. Escala horizontal o verticalmente según sus necesidades específicas del negocio.

El Papel del Cloud en la Transformación del DataCenter

Quiénes trabajen en el departamento de tecnologías de la información de cualquier organización o empresa son muy conscientes de que no solo todo ha de funcionar correctamente, sino que además ha de ser capaz de ofrecer más con menos recursos.

Ante estos requisitos ¿Qué se puede hacer? ¿Cómo podemos satisfacer todas las necesidades de una organización?

Pongámonos en antecedentes y analicemos la situación con calma.

Si echamos la vista atrás, observaremos la transformación que han vivido nuestros Data Center. De un silo tecnológico, habitualmente dominado por unos pocos fabricantes, a un entorno heterogéneo en el que conviven multitud de soluciones propietarias y open source.

La eficacia del software permite transformar diversas plataformas en una sola entidad para administrarse como un todo. Y eso hace posible equilibrar las exigencias de las diferentes áreas de la empresa, pasando los recursos a los lugares donde más los necesitan.

La manifestación más significativa y reciente de esta tendencia es la adopción de la virtualización como herramienta transformadora, aplicada especialmente a los servidores. De hecho, en estos momentos estamos inmersos en los cambios que nos ofrece la virtualización a nivel de almacenamiento o de networking.

Gracias a la creciente capacidad ofrecida por el hardware a un menor coste y al uso de herramientas de virtualización y metodologías ITIL, hemos transformado el silo tecnológico en un rico ecosistema de soluciones interoperables y que entregamos bajo el modelo de servicio, esto es, TI como servicio.

En este momento de transformación nos llega la nube, una plataforma heterogénea de servicios que se convierte en una extensión natural de nuestra infraestructura.

Una vez que el centro de datos funciona como una máquina bien engrasada, piense en los lugares donde sigue necesitando margen para crecer. Ahí es donde puede extenderse hacia la nube. Puede satisfacer exigencias no esperadas o prever las temporadas o los días en que su negocio funciona a toda velocidad. Las economías de la nube se ponen en funcionamiento porque solo paga por lo que necesita. Y puede tener acceso a los recursos sin incurrir en largas demoras o en desembolsos considerables de capital.

Basándonos en el crecimiento y la demanda que estamos observando de soluciones Cloud, constatamos que el uso de las capacidades de nube pública se está convirtiendo en una práctica común. Creemos que la mayoría de las organizaciones pronto van a utilizar la capacidad nube de múltiples fuentes en la nube (privada, alojada y pública), y esta combinación de nubes públicas y privadas ha producido lo que comúnmente se denomina nube híbrida.

La nube híbrida se ha convertido en un tema relevante ya que los administradores de TI están conectando, cada vez más, sus centros de datos a nubes públicas, privadas y alojadas de diferentes proveedores. Por esta razón, uno de nuestros principales objetivos es asegurar la integración entre estas nubes y nuestro data center.

Igual que ha venido sucediendo con las tecnologías de virtualización, el cloud ha llegado para quedarse.

En pocos años no seremos capaces de concebir la entrega de servicios TI sin considerar el cloud como una extensión natural de nuestro data center.

En numerosas reuniones y encuentros, nuestros clientes son muy claros con nosotros acerca de dos cosas:

  • No quieren estar encerrados en una nube específica.
  • Requieren la capacidad de colocar sus aplicaciones y servicios en la nube que mejor se adapte a sus necesidades (costo, cumplimiento, gobierno, etc.), con la posibilidad de luego moverse a través de las nubes, según sea necesario.

Un escenario común al que estamos asistiendo es el uso de los recursos cloud como parte de la arquitectura en capas de los aplicativos, frontales web, uso de sitios de respaldo y extensión geográfica del data center.

En este escenario, los clientes mantienen el control sobre los datos críticos de negocio, manteniendo la flexibilidad necesaria para escalar sus servicios en función de la demanda cambiante. Esto permite a una empresa controlar los costes, además de responder a las cambiantes necesidades del negocio.

INYCOM le ofrece una experiencia coherente que le lleva del centro de datos a la nube y viceversa. Más cargas de trabajo con la máxima flexibilidad. Escala horizontal o verticalmente según sus necesidades específicas del negocio.

Inycom

  • Social Links:

Leave A Reply