IPv6, ¿QUÉ ES Y POR QUÉ?

IPv6, ¿QUÉ ES Y POR QUÉ?

¿Alguna vez te has preguntado cómo es posible la comunicación entre los diferentes elementos de red y nuestro propio PC?

Pues bien, para cualquier actividad que implique el uso de Internet como navegación web, correo electrónico, intercambio de ficheros, etc. la comunicación se realiza a través de un protocolo llamado IP (Internet Protocol) siendo la versión 4 de este protocolo la más utilizada en la actualidad (IPv4).

Uno de los pilares básicos que establece dicho protocolo es que para que cualquier dispositivo se conecte a la red, necesita tener asignada una dirección IP que lo identifique, de forma que cuando por ejemplo accedemos a un sitio web nuestro PC envía una petición a un servidor, el motivo por el que dicha petición no se pierde es porque sabe dónde ir gracias a que ambos dispositivos tienen una dirección asignada expresada como un conjunto de números.

Cuando se diseñó IPv4, no se preveía la evolución tecnológica que sucedió con la comercialización de Internet. El problema fundamental de IPv4 reside en que por arquitectura sólo dispone de 2^32 direcciones (4.294.967.296 direcciones), que a priori parecen muchas pero que debido al gran crecimiento de usuarios y dispositivos, hizo que a primeros de 2010 tan solo quedaban menos del 10% de direcciones IPs sin asignar.

Este es el motivo por el que se ha trabajado en los últimos años en una nueva versión del Protocolo de Internet, concretamente la versión 6 (IPv6), que posee direcciones con una longitud de 128 bits, es decir 2^128 posibles direcciones (340.282.366.920.938.463.463.374.607.431.768.211.456), o dicho de otro modo, 340 sextillones.

IPv4 Vs. #IPv6 o cómo se solucionaron sus problemas de interoperabilidad. #Internet #IPv4VsIPv6 Clic para tuitear

La gran pregunta de los últimos años es… ¿IPv6 crea una “internet separada”? El problema fundamental de IPv6 es que no tiene interoperabilidad con IPv4, lo cual implica que debe funcionar en paralelo, creando por tanto una Internet independiente a la que existe ahora. Por ejemplo, si una persona entra a un sitio en una dirección IPv6, y trata de comunicarse con otro que funcione sobre IPv4, podría obtener un mensaje de error. A la inversa, habrá personas que no podrán entrar a sitios que sólo tengan dirección IPv6, si es que sus ISPs no dan soporte a este protocolo.

¿Cuál es la solución entonces para internet no se “rompa” en dos? La solución pasa por la implementación de sistemas de “traducción”, que permitan pasar de IPv6 a IPv4 (y viceversa) sin que aparezcan errores utilizando para ello técnicas llamada “túnel”, que encapsulan los paquetes para que puedan pasar de una red a la otra sin perderse.

 

Raquel Ramo

Responsable de Proyectos y Soluciones de Comunicaciones.

Leave A Reply