La Tecnología gestionada por el Negocio

La Tecnología gestionada por el Negocio

Departamentos TI Vs. Departamentos Funcionales

Los departamentos de TI tradicionalmente han sido los que proveen de recursos y servicios tecnológicos al resto de la compañía para que puedan desarrollar su trabajo.

En algunas compañías este departamento es muy poderoso, porque su negocio tiene un fuerte componente técnico. En otro tiene menos este componente, pero la evolución de todos los negocios y las circunstancias a las que nos enfrentamos hacen que cada vez tenga mayor importancia en la mayoría de las industrias.

Es verdad que la función de este departamento ha ido cambiando, porque las tecnologías lo están haciendo a gran velocidad. Han sido tradicionalmente los responsables de los Datacenter (o CPD), el núcleo TIC de las empresas, con mayores o menores dimensiones y medios en función de la actividad.

Ahora muchos de los servicios se prestan en el Cloud, ya sea como Software As a Service, como Plataforma como Servicio (PaaS) o como máquinas virtuales (Infraestructura como Servicio) tanto Cloud como en entornos híbridos.

También han tenido que gestionar otro fenómeno del que hablábamos hace un tiempo, y era el “Shadow IT”, es decir, que había más tecnología que utilizaban los empleados que quedaba fuera del radar del departamento de TI, y también se empleaba para la empresa, suponiendo en algunos casos nuevos riesgos. Estaba vinculado a la tendencia del Bring Your Own Device (BYOD), que con los cada vez más potentes móviles y otros dispositivos personales, planteaban estos nuevos desafíos.

Pero esta tendencia también ha evolucionado, porque en muchas compañías se han dado cuenta de que este IT en la sombra que estaban utilizando los individuos y departamentos también aportaba mucho valor al negocio, y por tanto, más que hacer esfuerzos por detectarlo y eliminarlo, el verdadero desafío está en comprender este valor e incorporarlo dentro del servicio IT de la compañía, de un modo coherente. Esto supone revisar requisitos de seguridad en la forma de acceder de los usuarios, qué datos se trasladan y dónde se almacenan en estos servicios. Pero en buena parte de los casos no supone una limitación significativa salvo en los casos más delicados.

Por tanto, el departamento TIC debe estar abierto a recibir, descubrir y analizar estas herramientas que son interesantes para el negocio y que suponen nuevos desafíos de seguridad y descentralización. Pero por otro lado permiten avanzan seguramente más rápido y con otros modelos económicos de pago por uso modernos, que no solo son una moda puntual, sino que han llegado para quedarse por la flexibilidad que suponen.

 

Digital Solutions Marketing Manager

Leave A Reply