SMARTCITIES

SMARTCITIES

El concepto de Smartcity o de ciudad inteligente tiene múltiples definiciones pero una de ellas se refiere a la búsqueda de la eficiencia y sostenibilidad en la ciudad a través de la tecnología.

Una visión holística de la ciudad consiste en integrar a los distintos departamentos que gestionan una ciudad (verticales), y que hasta ahora se han gestionado de modo independiente del resto.

Las grandes plataformas de ciudad de distintos operadores como Telefónica o Indra (Sofia2), así como desarrollos propio como el de Barcelona (CityOS), muestran un modelo de tres capas, que también pretende estandarizar Aenor o FIWARE en Europa:

  1. Una base en la que se recogen los datos crudos de cada vertical (luz, agua, vertido, tributos, etc.) a través de sensores u otros interfaces. En este punto el “internet de las cosas”, los dispositivos conectados interpretan un papel importante.
  2. Una segunda capa que tiene el diccionario u ontología de cada dato que se recoge en la primera capa y que define y relaciona los conceptos entre sí. En esta capa también se establecen proceso de normalización entre los datos.
  3. Y por último una capa de explotación al cliente final, ya sean departamentos del propio ayuntamiento, ciudadanos en general u otras aplicaciones.

En esta última capa se pueden conectar las web de gestión, apps, o plataformas de ciudad interconectadas como i-City, que pueden por otro lado utilizar desarrolladores finales.

smartcities

Estas ciudades interconectadas permiten compartir información entre municipios limítrofes por ejemplo, optimizando la gestión de recursos e interaccionando en los límites de zonas ante un problema, actuación o incluso un servicio en una zona que pueda afectar a otra (canalizaciones, incendios, parkings, etc).   Como ejemplo para un ciudadano no tiene sentido que una app le indique zonas de parking sólo de una parte de un barrio o calle por pertenecer a distintos municipios y no de la otra, por no estar interconectados.

Se trata de proyectos complejos en el que se necesita un apoyo político importante para llevarlos a delante, porque hay muchos obstáculos que superar.  Algunos de ellos son contratos de larga duración con proveedores, y que no permiten de manera sencilla interconectar los datos con la plataforma de ciudad.  Otras veces simplemente se debe a inercias en el trabajo de cada departamento, acostumbrado a un individual.

Una smartcity es un ejemplo de Big Data aplicado, en la que la mayor parte de grandes municipios está apostando, creando redes para compartir experiencias (Red Española de Ciudades Inteligentes) y mejores prácticas.  También se crean sociedades público-privadas para alcanzar este fin con fabricantes y proveedores.

Algunos de los principales sectores que se pueden beneficiar más de estas smartcities son:

  • Sostenibilidad en edificaciones, gestión de la energía
  • Tráfico
  • Gestión del agua
Juan Manuel Soto

Digital Solutions Marketing Manager

Leave A Reply