Tecnologías alineadas al negocio sí, pero sin perder de vista la ciberseguridad

Tecnologías alineadas al negocio sí, pero sin perder de vista la ciberseguridad

La ciberseguridad, concepto clave en la actual Smart Industry

Nos hallamos en un mundo conectado. No solo las personas, sino también las organizaciones, las fábricas y las máquinas lo están. A lo largo de los últimos años, con la aparición de nuevas necesidades, los conceptos y la manera tradicional de hacer negocios ha cambiado sustancialmente, sin embargo, en este contexto no nos hemos planteado el coste de no realizar un análisis de riesgos en planta.

El cliente es más que nunca el centro de cualquier decisión empresarial. Este enfoque, tan diferente al que estábamos acostumbrados, ha implicado muchos cambios en la gestión empresarial actual. Entre ellos, y de una aplicación directa, la alineación de las nuevas tecnologías al negocio.

Hasta hace unos años, los responsables de informática y los responsables de una planta de producción de una misma empresa no tenían la necesidad de trabajar conjuntamente. Lo hacían en paralelo. Hoy en día eso se ha acabado con la digitalización de los procesos productivos.

Gracias a las TIC los encargados de planta pueden, y deben, analizar los datos y la información que reciben, gracias a las diversas soluciones tecnológicas implantadas en planta, para poder acertar en su toma de decisiones. Ahora ya saben cuándo y por qué se para una máquina, dónde localizar exactamente un elemento concreto, qué empleados han realizado qué tarea, etc.

Todo ello ha permitido, sin duda alguna, optimizar el proceso productivo y, ha sido, en parte gracias a las TIC que han hecho realidad la interconexión entre los diversos elementos en juegos.

Hasta aquí, todo son bondades en el proceso de digitalización de la denominada Smart Industry o Industria 4.0. Sin embargo, hay algunos riesgos a los que hacer frente, precisamente por esa característica intrínseca que implica el estar conectado a la red.

En el momento en que una planta de producción requiere de la conexión a la red, se debe plantear cómo llevar a cabo un protocolo con diversos niveles de seguridad en planta.

 Si pensamos en una planta de producción conectada, automáticamente debemos pensar en ciberseguridad Clic para tuitear

El coste de no implantar un sistema de seguridad, más allá de la pérdida económica

Cuando se habla de ciberseguridad industrial, inmediatamente nos viene a la cabeza la paralización total o parcial de una planta de producción, el acceso a información confidencial o la caída de los sistemas de la empresa. Sin embargo, y no menos importante, es el riesgo reputacional que implica tener un problema de difícil solución. En ambos casos las pérdidas son muy perjudiciales para el buen desarrollo del negocio.

Si bien es cierto que la seguridad completa es imposible, la prevención, la concienciación y el diseño de planes de actuación son fundamentales cuando se detectan amenazas. Únicamente analizando la situación y el nivel de la amenaza y la capacidad de hacer frente que tengamos frente a ella será posible solventar con éxito un problema.

Por ello, en Inycom siempre aconsejamos desarrollar en detalle lo que denominamos un Análisis de Riesgos de Ciberseguridad ya que es a partir de este concepto que seremos capaces de definir una estrategia y unos planes concretos de mejora que minimicen el riesgo a un nivel “aceptable” para nuestra compañía.

 

Lea el artículo sobre el primer paso para construir la Ciberseguridad Industrial. La concienciación.    También puede interesarte…

  CIBERSEGURIDAD INDUSTRIAL: CONCIENCIACIÓN

Ignacio Hernando

Desarrollo de Negocio Grupo de Infraestructuras de Inycom

Leave A Reply