Viaje al corazón de la nube 

Viaje al corazón de la nube 

Desde INYCOM os venimos informando puntualmente de los servicios y novedades que os ofrecemos a través de plataforma Cloud.

Recordemos las tres claves que nos aporta la computación en la nube:

  • Reducción de costes de infraestructura. Las barreras de inversión en nuevo equipamiento, así como el coste de licencias, instalaciones físicas, costes de mantenimiento, energía y otros factores se reducen notablemente.
  • Escala bajo demanda. Cuando realizamos las inversiones en nuevo equipamiento tenemos que tener en cuenta el ciclo de vida útil del mismo, y diseñar la compra en función de las cargas de trabajo que vaya a soportar durante ese periodo. En un servicio cloud podemos ajustar manual o automáticamente la potencia de cálculo y el almacenamiento necesario de forma dinámica a nuestras necesidades, teniendo la seguridad de que no vamos a tener que pagar el exceso de capacidad, o peor aún, que nos hayamos quedado cortos en nuestro dimensionamiento inicial, y tengamos que abordar nuevas inversiones no previstas.
  • Pagar por lo que realmente usamos. Como consecuencia del punto anterior, sólo estaremos pagando por lo que realmente usamos en cada momento. En el caso de renovaciones de infraestructura, o para nuevas necesidades es fácil de calcular cuánto nos va a costar y qué ahorros vamos a conseguir.

¿Cómo se pueden llegar a cumplir los tres principios anteriores?, ¿desde dónde se prestan estos servicios cloud?, ¿qué elementos intervienen en la infraestructura de nube?, ¿cómo están construidos y diseñados los datacenters?, y por último ¿qué elementos permiten la alta disponibilidad de los servicios a unos precios realmente competitivos?

Para responder a estas y otras preguntas hemos viajado a uno de los Datacenters de Azure que se encuentra en Dublín. A continuación os contamos qué es lo que hemos visto y aprendido en esta visita.

Algunas cifras

Viaje al corazón de la nube_img1

Existen 19 datacenters repartidos por todo el mundo. Cada datacenter dispone de hasta 16 edificios, y en el terreno que usa cada uno de los edificios ellos caben 2 aviones Jumbo situados uno detrás del otro. Este espacio permite alojar hasta 600.000 servidores físicos por cada región.

En el interior de un datacenter de Azure

Debido a que la seguridad, la privacidad y el cumplimiento de las normativas más exigentes son una de las características de Azure, esto se ve reflejado en el acceso al edificio. Primero pasamos las barreras de control para acceder acompañados por un guía a la recepción del edificio, donde se comprobaron nuestras identidades y se nos entregaron las tarjetas de identificación para el acceso al interior.

Viaje al corazón de la nube_img2

Salas de servidores

En las salas de servidores observamos el personal que está presente en un CPD realiza todas las tareas asociadas a la parte de operación, mantenimiento y resolución de incidencias físicas de la infraestructura, mientras que las personas que están a cargo de las operaciones y la monitorización, se encuentran siempre en remoto desde otra localización.

Esta separación de funciones se debe a temas de seguridad, de tal forma que quienes operan la parte lógica no tengan acceso a la parte física para evitar brechas en la seguridad.

Todo el personal con acceso al interior del CPD es controlado a través de arcos de seguridad, y se comprueba además que no lleve ningún dispositivo móvil con el que grabar, introducir o llevarse datos del interior. 

viaje-al-corazon-de-la-nube

Refrigeración y eficiencia energética

Uno de los aspectos en los que se ha conseguido una gran mejora ha sido en el de eficiencia energética. En un datacenter normal necesitamos aproximadamente de 1,75 a 2 veces la cantidad de energía que los servidores consumen, principalmente por la necesidad de refrigeración y disipación del calor producido.

A este índice se le llama PUE. En los datacenters de Azure se ha reducido el factor PUE hasta el 1,12. Este es uno de los factores clave en la parte económica.

Esto lo han conseguido utilizando de forma inteligente el clima exterior, el aire y el agua, de tal forma que no usan sistemas de aire acondicionado para la refrigeración de las salas de servidores.

Viaje al corazón de la nube_img4

Destaca también la tecnología usada para evitar interrupciones de energía a los sistemas. En el datacenter que visitamos contaban con 21 motores de barco como generadores eléctricos y varias salas con baterías de submarinos como sistema SAI. Estos sistemas se prueban mensualmente. Para asegurar el suministro de combustible Microsoft tiene acuerdos de suministro con las principales empresas distribuidoras con SLA’s pactados.

Al igual que dispone de todos los elementos redundados, las conexiones de energía, red y suministro de agua están redundadas con diferentes proveedores para cubrir cada uno de los puntos de fallo.

Al finalizar la visita nos quedó claro el compromiso de Microsoft con la tecnología Cloud, y se reforzó nuestra confianza en los sistemas que la sostienen.

Inycom

  • Social Links:

Leave A Reply