Evolución hacia el Datacenter definido por Software

Evolución hacia el Datacenter definido por Software

Durante el último año, todos hemos asistido a una evolución natural de nuestros Datacenter orientada, cada vez más, a Soluciones basadas en Software. En concreto, las siglas SDDC (Software Defined Datacenter) han empezado a invadir todos los aspectos de nuestro Datacenter.

Ignacio Hernando, Desarrollo de Negocio Grupo de Infraestructuras de Inycom

Con la implantación de soluciones SDDC el Datacenter se abstrae en una capa de virtualización.

Toda la infraestructura se virtualiza. No únicamente lo hace la computación (Cpu y Ram), sino también el almacenamiento, la red, la seguridad y la gestión de la disponibilidad de los sistemas.

El paradigma del SDCC es una infraestructura donde todos los elementos (Red, almacenamiento, CPU y seguridad) están completamente virtualizados y ofrecidos como un Servicio. Es decir, la provisión y operación de toda la infraestructura está completamente automatizada por software.

Un tema fundamental es que este software de gestión dispone ahora de funcionalidades avanzadas que antes solo eran ofrecidas por hardware especializado y que era la principal diferencia entre los distintos fabricantes.

En el nuevo SDDC ya no es tan relevante la marca del hardware o las funcionalidades incluidas en el equipamiento. El Software provee las funcionalidades necesarias y nos permite adaptar nuestra infraestructura a las nuevas situaciones que requieran las aplicaciones que se ejecuten sobre ellas.

Potencialmente, una implementación SDDC podría permitir que parte de los servidores y el resto del hardware del datacenter trabajasen con un menor consumo de energía e, incluso, apagar parte de los mismos en función de la demanda con el consiguiente ahorro de costes.

Este planteamiento permite también que la duración de nuestra infraestructura se alargue en el tiempo y, así, mejorar la rentabilidad de nuestras inversiones.
SDDCs proporcionan a las organizaciones su propia nube privada, lo que les permite tener mucho más control sobre las aplicaciones y los datos alojados.

Las características clave de la infraestructura SDDC:

  • Estandarizada: Infraestructura homogénea provista a través de un conjunto de hardware x86 standard, para eliminar la complejidad innecesaria.
  • Homogénea: Una plataforma unificada, optimizada para todo el DataCenter, para soportar de manera flexible cualquier carga de trabajo.
  • Adaptativa: Infraestructura auto-programable que configura y reconfigura dinámicamente el ambiente, de acuerdo a la demanda cambiante de las aplicaciones, para máxima performance, agilidad y eficiencia.
  • Automatizada: Un orquestador de gestión con inteligencia incluida, para eliminar los complejos scripts de administración, para realizar operaciones con menos esfuerzo manual y para obtener un ahorro significativo en los costos.
  • Resistente: Una arquitectura basada en software que compensa cualquier falla de hardware, entregando disponibilidad sin precedentes al mínimo costo.

Componentes del SDDC

  • Virtualización de Servidores
  • Virtualización del Almacenamiento
  • Virtualización de Redes 

Virtualización de Servidores.
Es el componente con mayor implantación y más maduro en nuestras instalaciones.

Por el momento Vmware es el líder en el mercado de virtualización de servidores, pero con una fuerte penetración de Microsoft Hyper-V. La tendencia en muchas compañías es utilizar más de un supervisor en su plataforma (ESX, Hyper-V, Xenapp) aprovechando las ventajas y ahorros que permiten cada uno en función del entorno ( producción, desarrollo, test…)

El desafío más significativo en la virtualización de servidores está relacionado con la capa de Gestión. La Gestión del cambio, la Operación y la Disponibilidad son claves y hay que tenerlos bajo control. Los principales fabricantes nos ofrecen soluciones de gestión que evolucionan rápidamente y nos permiten reducir los costos de operación a un nivel muy inferior que los tradicionales sobre infraestructura física. Destacamos entre ellos Vcenter Operations ( Vmware), System center (Microsoft) o Cloud Operations ( BMC). 

Virtualización de Almacenamiento.

La virtualización del “Storage” viene a solventar la complejidad del proceso de aprovisionamiento del almacenamiento. Tradicionalmente el almacenamiento requiere un proceso manual, especializado y propenso a fallos que pueden ser catastróficos.

En la compra de un almacenamiento tradicional (HP, Netapp, EMC, IBM) el precio varía en función de la marca y de las “funcionalidades” avanzadas que incorporemos a la cabina. Estas funcionalidades avanzadas, generalmente se implementan a través del software de gestión de la cabina que, en la mayor parte de los casos, es propietario de cada fabricante. Esto ofrece muy poca capacidad de abstracción y nos hace dependientes de la marca a la hora de incorporar nuevas funcionalidades. Adicionalmente, la administración de estos sistemas propietarios requiere unos “Skill” técnicos muy específicos que son costosos y nos hacen muy dependientes.

La implantación de Software Defined Storage (SDS) nos permite abstraernos de la capa de hardware de nuestro datacenter, lo que nos posibilita adquirir cualquier marca de hardware de almacenamiento (“commodity”) y administrarlo centralizadamente a través del Software. En la práctica, es posible integrar sistemas de almacenamiento heterogéneos y económicos en la misma infraestructura aportándoles las funcionalidades más avanzadas en cada momento (Snapshots, Thin provisioning, Replicación, Autothiering…)

Virtualización de Redes

Generalmente, tanto en entornos físicos como virtuales, la provisión de nuevas redes ha sido un trabajo arduo que, en la mayoría de los casos, requiere la configuración manual de múltiples equipos de networking y la creación de gran cantidad de enlaces, Vlan, ACL, además de un alto nivel de especialización por parte de los administradores de la red.

Las redes se han convertido en uno de los principales cuellos de botella a la hora de implantar nuevas soluciones y son propensas a errores frecuentes al interactuar con los entornos de servidores virtualizados que pueden moverse entre Datacenter de producción y de réplica.

El Software Defined Networking (SDN) aporta una capa de abstracción de los recursos de Networking, que nos permite que simplemente tengamos que indicar a qué servidores deben estar conectados los usuarios, qué SLA requieren y qué políticas y QoS requieren en función del servicio.

A partir de ese momento, es el software quien se encarga de adaptar la infraestructura para cumplir de forma óptima estos requerimientos.

Actualmente fabricantes como Vmware con si solución NSX, Microsoft con Hyper-V Virtual Network Manager y fabricantes como HP con OpenStack están apostando fuertemente en esta línea.

Conclusiones

El camino del SDDC es bastante extenso y existen múltiples plataformas y líderes de la industria invirtiendo en estas tecnologías. Pero es una evolución inevitable en nuestros Datacenter donde la innovación tecnológica nos va a permitir a los departamentos de TI asumir mayor protagonismo y aportar valor diferencial a nuestras empresas.

Ignacio Hernando

Desarrollo de Negocio Grupo de Infraestructuras de Inycom

Leave A Reply