Edge Computing: qué es y en qué escenarios vamos a usarlo

Edge Computing: qué es y en qué escenarios vamos a usarlo

Conozcamos un poco el Edge Computing

En listados del top ten de tecnologías más destacadas en los próximos años es frecuente encontrar el Edge Computing como una de ellas.

Pero, ¿qué es el Edge Computing?

Pues esta computación en el extremo, en realidad es aproximar el computo de los procesos al lugar donde se generan, sin dilatar el transito al cloud (ida y vuelta) cuando el rendimiento es crítico o cuando se disponen de los medios locales para ello.

El Internet de las cosas (IoT) ha generado, genera y generará cantidades ingentes de información, que tienen que ser procesada para aportar valor, para monitorizar, analizar tendencias o generar alertas si se superan ciertos umbrales.

Los dispositivos IoT pueden tener cierta capacidad de computo local para interpretar lo que leen, incluso para actuar, pero muchos otros no disponen de ella (son pasivos), o el análisis que se necesita requiere la recopilación de más dispositivos y otra información de otras fuentes y contexto.

En esos casos, los recolectores de eventos cloud están capacitados para recoger y tratar gran cantidad de información, pero las decisiones que se tienen que tomar in-situ es más eficiente cortocircuitarlas, procesándolas ahí mismo.

¿Y de qué escenarios estamos hablando?

Bueno, los sistemas embarcados son los primeros, ya incluso por dificultades que pueden tener para estar realizando una comunicación on-line de forma contina. Son los coches conectados o en general cualquier vehículo.

Pero también los “Smart Places”, las ciudades inteligentes o ámbitos más pequeños, en los que se puede plantear una solución cloud pura, pero en algunos escenarios la solución Edge Computing tiene su ventaja.

¿Y qué tecnología necesitamos para ese Cloud Computing?

No tienen por qué ser arquitecturas muy distintas a las actuales en muchos casos, servidores y comunicaciones que permitan recolectar la información en función del número de eventos a procesar y el ancho de banda necesario con seguridad y fiabilidad. Pequeños Centros de Datos cercanos, que hay que mantener, dotar de energía y refrigeración, seguridad y gestión. Algo que con el cloud pensábamos que podría ir desapareciendo a medio plazo, pero que seguirán siendo necesarios, por lo menos para escenarios como estos.

Juan Manuel Soto

Digital Solutions Marketing Manager

Leave A Reply