¿CÓMO DETECTAR EL HUEVO KÍNDER VACÍO SIN ABRIRLOS TODOS?

¿CÓMO DETECTAR EL HUEVO KÍNDER VACÍO SIN ABRIRLOS TODOS?

Implantando un modelo integrado de TIC

Lograr la Administración por Excepción de una Smart Industry

En el artículo que publicábamos el pasado mes de Abril, nuestras reflexiones sobre los tres pilares básicos para evolucionar una Industria, con el objetivo de aportar soluciones a los retos actuales que existen en dicho sector productivo.

El tercero de dichos pilares sobre el que reflexionábamos, y en  el que nos centraremos a continuación, se basa en la importancia de crear un modelo integrado de TIC (Tecnologías de la información y comunicaciones), que nos permita implementar un modelo de gestión basado en la ayuda de la tecnología existente para poder llegar a un escenario donde una Smart Industry logre la Administración por Excepción.

Pero antes de avanzar en la forma en que las TIC pueden hacer de dicha metodología ideal una realidad productiva y beneficiosa, quizá convenga explicar de forma simple qué es este concepto. Imaginemos que tenemos una caja de los famosos (y, para muchos niños, deliciosos) huevos Kínder, y sabemos que uno está vacío de su lúdico contenido, siendo el reto detectar cuál es. La opción de abrirlos todos no parece la más razonable ni eficiente, y dejar pasar al que provocará la decepción de su receptor tampoco es una alternativa deseable. ¿Cuál sería, entonces, un modo viable, razonable y eficiente de conseguir la satisfacción esperada?

Aplicando la Administración por Excepción, identificamos parámetros cuya presencia o ausencia, en definitiva una anomalía, nos permita detectar eficientemente dónde está el defectuoso: en éste caso, podríamos por ejemplo pesarlo y ver así el que es más ligero de todos, o bien agitarlos y por la ausencia de sonido saber el que está vacío. Suena lógico, y hasta sencillo, pero en un entorno industrial moderno y exigente no es tan sencillo y es, además, mucho más comprometido, por lo que la aplicación de las TIC resulta de enorme utilidad para resolver la necesidad de forma eficaz y eficiente.

Así, puesto que cada día es más patente la necesidad de lograr una mayor productividad y eficiencia en las operaciones industriales, la Administración por Excepción se centra en dedicar los recursos de la organización para detectar aquellas variables o procesos que se encuentran fuera de los parámetros previamente establecidos como adecuados, y la Tecnología apoya dicho proceso crítico y complejo haciéndolo predecible, operativo y competitivo.

De esta forma, una correcta Administración por Excepción nos permitiría detectar justo en el momento adecuado que no estamos generando un producto concreto de nuestro catálogo con la calidad que nos comprometemos a entregarlo a nuestro cliente, y todo ello antes incluso de que el producto haya llegado a la mitad del ciclo de producción. Eso se traduce, entre otros importantes beneficios, en reducciones de costes, eficiencias en el uso de los siempre valiosos recursos, e incrementos en los índices de calidad.

De esta manera evitamos asignar recursos a revisar el estado de todos los productos, centrándonos en disponer de los mecanismos adecuados para poder identificar solamente aquellos productos o tiradas que se han producido fuera de los parámetros permitidos. En resumen: de manera automática, seremos capaces identificar situaciones fuera de los estándares que se hayan definido previamente como permitidas. Serán las TIC las que detecten, de forma eficiente y sistemática, lo que podríamos llamar “nuestros huevos Kínder”.

La Administración por Excepción exige tener los mecanismos necesarios para poder identificar oportunamente estas situaciones excepcionales y alertar a las personas responsables del hecho en particular, con la gran ventaja de estar movilizando los recursos solamente en las situaciones de excepción o extraordinarias.

Disponer de una Administración por Excepción bien implementada nos lleva al caso opuesto a la situación dada en aquellas industrias donde se carece del uso de plataformas TIC Proactivas, donde se asignan recursos para revisar e inspeccionar el 100% de lo producido como única medida para asegurar que el producto que producimos va en la línea de los compromisos adquiridos con el cliente. La pérdida de competitividad en éste modelo de aseguramiento de calidad es tremenda.

¿Qué Acciones podemos tomar encaminadas a apoyar la Administración por Excepción?

Para establecer una iniciativa de Administración por Excepción, hay que establecer un modelo de procesos y variables asociados a indicadores, los cuales nos ayuden a visualizar e identificar que situaciones están por fuera de los rangos permisibles, apoyándonos en las TIC para desarrollar estos procesos.

Por ejemplo, volviendo el tema de la calidad en la producción, se puede establecer que por política de la empresa no se puede aceptar un producto que desarrolla si este no cumple por lo menos con un 95% de los parámetros de calidad que afecten a calidad del producto previamente definido, siendo esta sistemática llevada a cabo desde una plataforma TIC especializada en ello.

La Administración por Excepción puede ser implementada a nivel de mecanismos de control y alerta en todos los procesos productivos mediante el establecimiento de KPI´S. Puesto que cualquiera de dichos procesos manejan información, esta puede ser monitorizada y controlada llegando a la optimización del proceso a través de mecanismos de administración por excepción.

Para enfrentarnos a una estrategia de esta naturaleza, desde Inycom aportamos herramientas tecnológicas que habilitan el uso de mecanismos de alerta y notificación, ante casos en los que las variables salen fuera de los umbrales previamente marcados en las matrices de definición, o en las matrices de explotación base del desarrollo de nuestro TQM CONTROLcon el objetivo de permitir a los clientes que disponen de la herramienta de una Administración por Excepción.

TQM CONTROL, facilita la Administración por Excepción mediante el control avanzado de las variables del proceso productivo, y su vinculación con el resultado final: La Calidad del Producto que fabricamos.

Con TQM CONTROL, podemos obtener un control de la situación en tiempo real, lo cual nos permite medir la salud de los procesos productivos, podemos medir la calidad fabricada en un tiempo concreto, acceder a analizar el histórico, etc. Con la información recogida se pueden obtener reducciones del coste de fabricación, disminución de los reprocesados, ahorro en el uso de Materias Primas y tener una fabricación de productos en objetivo. Todo ello beneficios claves en una Industria competitiva moderna.

En resumen con la Administración por Excepción que nos aporta TQM CONTROL, aumentaremos la productividad, reduciremos la variabilidad del producto y las reclamaciones del cliente. Utilizando los recursos para gestionar las situaciones extraordinarias, las cuales nos serán avisadas en su justo momento, permitiéndonos la toma de decisiones correctas.

Si tiene alguna consulta sobre la Industria De Futuro, o dude en escribirnos.

 

¡Tu opinión es vital!
    Puntuación total

    Mejorando juntos

    Iker Maté

    Manufacturing Segment Manager Industry and Services Sector

    Leave A Reply