Tiempo de política y tecnología

Tiempo de política y tecnología

La legislación tecnológica, a diferencia de la política, no se detiene

Y parece que vinculado a esto, los últimos tiempos han dejado novedades reseñables para el mundo legislativo tecnológico, como el Real Decreto-ley 14/2019, del 31 de octubre, con el que se adoptan medidas urgentes por razones de seguridad pública en materia de administración digital, contratación en el sector público y telecomunicaciones.

Algunos lo han llamado la ley del Blockchain porque acota su uso en el ámbito de la identidad digital ante la administración del estado, por la potencia de estas tecnologías y para definir un marco temporal de actuación hasta que se establezcan regulaciones más generales.  Es la primera vez que se nombra esta tecnología en la legislación y sólo acota en parte uno de sus múltiples casos de uso.

También se ha legislado sobre la ubicación de servidores de información.  Hasta ahora la RGPD tenía una aplicación más sencilla cuando los datos de los ciudadanos residían en servidores de la Unión Europa, pero ahora para los datos más sensibles, cuando su registro sea imprescindible y autorizado por los titulares, deben estar alojados en España.

Esto va en la línea del anuncio también de las últimas semanas de la región AWS Europe (Spain), de Amazon Web Services (la mayor plataforma Cloud mundial), aunque no será una realidad hasta finales de 2022, principios de 2023.  El despliegue de las regiones y centros de datos se realiza por motivos de latencia de datos (menores cuanto más cerca) pero sobre todo por motivos geopolíticos.

En cuanto a la cesión de datos a terceros y la función de los encargados del tratamiento de los datos, se especifica lo mínimo que debe figurar en los contratos públicos y cómo deben actuar las administraciones públicas.

Por último, se refuerza la figura la figura del Centro Criptográfico Nacional (CCN) ante incidentes de ciberseguridad, algo cada vez más frecuente, y se detalla algún aspecto de la intervención de servicios de comunicación electrónica (como cierre de webs) por motivos de seguridad nacional.

Esta somera explicación de un pdf del BOE de 20 páginas no es más que una introducción a las normas que evolucionan derivadas de los tiempos tecnológicos y políticos que vivimos.  La interpretación en clave política y de oportunidad corresponde a otros actores.

Y sobre tecnología y elecciones, en algún otro post hablaremos de los sistemas de voto electrónico, tan reclamados por las personas desplazadas por el tortuoso y anacrónico sistema actual para poder ejercer su derecho al voto por correo postal…

Juan Manuel Soto

Digital Solutions Marketing Manager

Leave A Reply